crest white

Un entorno de ensueño. Un hábitat natural para las emociones. Una idea en el corazón. Historia, arte, vino…


Vista aérea del Señorío de Otazu 2014

Llegar a Otazu pudo ser, en otras épocas, acercarse a un Señorío histórico en el que el maridaje de la piedra y del paisaje despertaba el gozo de la contemplación serena y recogida.

Así se ha recogido el testigo y la herencia de sus primeros habitantes en la Baja Edad Media, cuando el vino no faltaba en mesa alguna.

Era habitual en las ilustres estancias del Rey Carlos III de Navarra (1387-1425), llamado “El Noble” debido a su pasión por el espíritu de paz en un período histórico convulso y su entusiasmo por el arte y la cultura.

Hoy en día, el Señorío de Otazu ha recuperado una actividad que se remonta al siglo XII y cuya herencia quiere preservar.

Historia, arte, vino. Sinónimos diríase de lo que hoy representa la Bodega Otazu. Una tierra fértil que se hace eco de los logros alcanzados por los señores que sucesivamente ocuparon el Palacio Renacentista del siglo XVI y que en 1840, construyeron una antigua bodega al estilo de los chateaux franceses. Nacía así la primera bodega construida en Navarra fuera de un casco urbano y que elaboraba vino de una sola finca, lo que supuso un hito en el mundo vitivinícola de aquella época.

Aquí se ama el vino, se venera la cultura, se respeta la historia y al futuro se le ofrece un lugar donde establecerse.

Con una filosofía familiar y un afán por rendir tributo a aquello que perdura en la memoria, el Señorío de Otazu —todavía hoy habitado— echa la vista atrás para encontrar sentido a cada aspecto de su pasado.

Sobre el terreno perduran hoy en día varios edificios que dan fe del paso de los siglos haciendo que la historia esté siempre presente en Otazu.

image

Iglesia de San Estebán de Otazu s. XII

​La iglesia románica ubicada en el corazón del Señorío, ha sido testigo del paso de peregrinos durante siglos. Ésta fue la primera piedra de este anfiteatro natural de gran belleza. En su interior cuenta con un magnifico retablo de estilo plateresco del siglo XVI.

image

Torre Palomar de
Otazu s. XIV

Un punto más en la cadena de torres defensivas medievales que, en su día, abundaban por toda la sierra de Etxauri y las inmediaciones de Pamplona. Ésta es hoy la representación firme de un pasado, en ocasiones, poco amable.

image

Palacio del Señorío de
Otazu s. XVI

Residencia del Señor de Otazu y palacio de Cabo de Armería de origen medieval. Al igual que otros palacios de Cabo de Armería de Navarra, tenía una finalidad castrense.

Todo ellos son edificios de porte imponente que, lejos de enmudecer con el paso del tiempo, son ahora más que nunca protagonistas de la historia pasada y futura. Y mientras escriben cada día una nueva crónica en la memoria, se dejan acompañar de las obras de arte que ya jalonan el camino en este bello lugar.

Historia del Señorío de Otazu