crest white

Somos ayer porque la tradición nos hace defender un pedazo de tierra en su singularidad y somos mañana porque nuestra propuesta de unión material con esa misma tierra traerá más y más frutos.


Bodega Otazu colabora con TRACASA, AIN y UPNA en un proyecto de investigación que desarrolla tecnología y cartografía de precisión para la gestión de viñedos.

image

Viticultores y enólogos son conscientes de la existencia de diferencias, más o menos acentuadas, tanto en la cantidad como en la calidad de la uva recogida en sus viñas. Conocer y cartografiar dicha variabilidad espacial es de gran relevancia para una mayor eficiencia en la gestión de viñedos.

Por este motivo Bodega Otazu colabora con TRACASA, AIN y UPNA en un proyecto de investigación que desarrolla tecnologías y cartografías de precisión para la gestión de viñedos.

El proyecto consiste en captar imágenes con cámaras multiespectrales a bordo de un UAS y un avión. Los datos son registrados por un sensor de campo acoplado a un todoterreno. Dichos equipos proporcionan información de mayor resolución espacial y temporal que la proporcionada hasta ahora por las imágenes de satélite.

La adquisición de imágenes se realiza durante el envero, cuando la uva está cambiando de color, aproximadamente un mes antes de la vendimia. Tras la captura y procesado de los datos, los mapas de vigor con especificación de las zonas con vigor alto o bajo pueden estar disponibles en unos 5 días.

image

En el marco del proyecto se establecen también las relaciones entre índices derivados de la información multiespectral y parámetros de producción de la vid, de calidad de la uva y de caracterización del suelo.

El estudio de viticultura de precisión pretende en última instancia generar un Servicio de Viticultura de Precisión que, una vez incorporado al mercado, ofrecerá anualmente a las bodegas que lo soliciten mapas de vigor de sus viñedos, junto a otra información relevante. Las bodegas podrán acceder y gestionar dicha información a través de un visor web.